Mezcla de vinos – Por qué se mezclan ciertas uvas

Un enólogo tiene la oportunidad de crear un perfil de sabor sorprendente mezclando vinos de diferentes barricas, parcelas de viñedos o variedades de uva. Podemos aprender más sobre las mezclas modernas observando varias regiones clásicas que se especializan en la mezcla de vinos.

¿Cómo se crean las mezclas de vino?

En los últimos siglos hemos aprendido que las diferentes variedades de uva se vinifican mejor (es decir, se convierten en vino) por separado y luego se mezclan más tarde. En la antigüedad, las uvas de vino se cosechaban y vinificaban juntas – lo llamamos una “mezcla de campo”. (De hecho, el Oporto es uno de los pocos vinos que todavía se pueden encontrar hechos de esta manera!)

Después de que el vino es guardado en barriles (o tanques), es el momento de crear la mezcla. En este punto, es difícil usar el sentido del olfato debido a los intensos aromas de la levadura. Los enólogos tienden a confiar en el sabor y la textura para crear una mezcla de vino.

El arte de mezclar vinos

Se necesitan varios años (si no toda una vida) para dominar el arte de la mezcla. Los grandes viticultores utilizan a menudo una combinación de análisis técnico y degustación. Algunas mezclas pasan por un proceso iterativo de 50 o más intentos hasta que se crea la “receta” perfecta.

Por supuesto, las recetas de mezcla sólo se pueden usar una vez. Cada año el clima crea un nuevo conjunto de condiciones que cambian la forma en que las uvas maduran y producen el vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *