Mermelada de vino ecoloógico

Mermelada de vino tinto ecológico para 4 personas

-200 ml de vino ecológico (tinto)

-100 g de azúcar

-8 g de polvo tara

 

Vertemos en un recipiente a fuego medio 150 ml de vino y añadimos el azúcar. En un recipiente a parte, disolvemos el polvo tara en lo que queda de vino. Recuerda remover muy bien para que el polvo se integre y no cree grumos.

 

Una vez disuelto el azúcar en el cazo con el vino, añadimos la otra mezcla y removemos bien, llevándolo al punto de ebullición  y a continuación retiramos del fuego puesto que comienza a a espesar muy rápido. Tras ello lo vertemos en un tarro de cristal y lo dejamos enfriar.

Puedes servirlo en tostadas junto con queso curado y uvas. ¡Triunfarás!

Leer también Chupitos de manzana al vino tinto

Chupitos de manzana al vino tinto

Chupitos de manzana al vino tinto

Hoy os traemos un delicioso postre fuera de lo común: Chupitos de manzana al vino tinto.

Para realizarla necesitaremos:

2 manzanas golden

1 manzana fuji

0,25 l vino tinto

50 gr azúcar.

1 canela en rama

150 gr requesón.

75 gr yogur natural

un poco canela en polvo

En un recipiente al fuego, juntamos y mezclamos el vino tinto ecológico con la canela y el azúcar. Una vez bien removido, añadimos las manzanas golden peladas y portadas en pequeños trozos, dejando que cueza la mezcla hasta que la fruta esté  tierna. Cuando esté listo, batimos bien la mezcla y le añadimos el requesón y el yogurt. Una cucharada más de azucar y canela en polvo. Rellenamos con la mezcla pequeños vasitos y añadimos la manzana fuji pelada y cortada en pequeños daditos. ¡A disfrutar!

 

También te puede interesar Receta de granizado de vino tinto ecológico con helado de vainilla

Helado con vino ecológico

Receta de granizado de vino tinto ecológico con helado de vainilla

Ahora que casi se ha terminando el veranito es momento de aprovechar para hacer las últimas recetas fresquitas que podamos. Hoy te proponemos un rico postre que no dejará a nadie indiferente: Helado de vainilla con granizado de vino tinto.

Par hacer esta sabrosa receta necesitas:

-Tarrina de helado de vainilla

-3 tazas de vino tinto ecológico

-3/4 taza de azúcar

-Canela

-2 tazas de agua.

-Una naranja en rodajas

Calienta el vino tinto en un cazo, añadiendo el azúcar, el agua, la naranja y la canela. Evapora el alcohol durante un par de minutos hirviendo, y antes de que empiece a caramelizarse el tinto, lo sacamos del fuego y lo vertemos en una bandeja. Cuando enfríe un poco, lo metemos al congelador 3 horas.

Una vez congelado, rallamos la capa de tinto con un tenedor, consiguiendo el granizado.

Por último, servimos el helado de vainilla en un tazón o vaso y espolvoreamos un poco de granizado por encima.

¡Una receta innovadora y deliciosa!

 

Leer también Beneficios del vino ecológico

Vino ecológico

¿Qué necesita un vino para ser ecológico?

Los vinos ecológicos cumplen una serie de requisitos muy específicos que van desde la tierra donde se cultivan hasta la conservación del caldo.

Estos requisitos son:

-No utilizar abono mineral

-No quemar rastrojos para mantener la flora microbiana

-Elaborar los vinos a partir de materia prima ecológica

-Utilizar abonos orgánicos naturales, de origen vegetal como sarmientos triturados u orujos y de origen animal, como compost o estiércol.

-Controlar si se añaden sulfitos, normalmente añadidos durante la vinificación convencional para evitar bacterias, moho y oxidación del vino.

Además es primordial que se elija bien el momento de maduración de la uva, que suele ser más tarde, así se concentran las sustancias antioxidantes, las cuales son muy beneficiosas para la salud.

Se prohíbe además desalcoholizar parcialmente el vino o eliminar anhídrico sulfuroso químicamente.

Los vinos ecológicos se diferencian de los convencionales con un sello de “vino ecológico” para que el consumidor sepa que lo que está comprando es realmente ecológico y supervisado por los criterios de la Unión Europea.

Por qué se mezclan vinos

Mezcla de vinos – Por qué se mezclan ciertas uvas

Un enólogo tiene la oportunidad de crear un perfil de sabor sorprendente mezclando vinos de diferentes barricas, parcelas de viñedos o variedades de uva. Podemos aprender más sobre las mezclas modernas observando varias regiones clásicas que se especializan en la mezcla de vinos.

¿Cómo se crean las mezclas de vino?

En los últimos siglos hemos aprendido que las diferentes variedades de uva se vinifican mejor (es decir, se convierten en vino) por separado y luego se mezclan más tarde. En la antigüedad, las uvas de vino se cosechaban y vinificaban juntas – lo llamamos una «mezcla de campo». (De hecho, el Oporto es uno de los pocos vinos que todavía se pueden encontrar hechos de esta manera!)

Después de que el vino es guardado en barriles (o tanques), es el momento de crear la mezcla. En este punto, es difícil usar el sentido del olfato debido a los intensos aromas de la levadura. Los enólogos tienden a confiar en el sabor y la textura para crear una mezcla de vino.

El arte de mezclar vinos

Se necesitan varios años (si no toda una vida) para dominar el arte de la mezcla. Los grandes viticultores utilizan a menudo una combinación de análisis técnico y degustación. Algunas mezclas pasan por un proceso iterativo de 50 o más intentos hasta que se crea la «receta» perfecta.

Por supuesto, las recetas de mezcla sólo se pueden usar una vez. Cada año el clima crea un nuevo conjunto de condiciones que cambian la forma en que las uvas maduran y producen el vino.

Vino y maridaje

Dominar el arte del vino y el maridaje

Obtenga excelentes sugerencias de maridaje para vinos tintos, blancos, rosados y espumosos. Y entender cómo las características de un plato juegan un papel importante en la elaboración de memorables maridajes de vino.

Cuando se trata de maridajes de comida y vino, hay quienes combinan descuidadamente cualquier plato con cualquier libación y quienes tratan de equilibrar cuidadosamente los sabores de la comida con el vino perfecto. No importa dónde se encuentre en el espectro, hay algunos platos que siguen siendo todo un reto (potluck, cualquiera?), por lo que el conocimiento de las formas de acompañar adecuadamente el vino con su comida puede intensificar realmente el disfrute de la comida. No hay nada mejor que una lubina con Sauvignon Blanc, pechuga de pato con Borgoña y un jugoso bistec con un Cabernet Sauvignon clásico, así que aquí tienes algunos consejos de maridaje que prometen hacer cantar tu próximo plato:

Cómo funcionan los maridajes de comida y vino

Los sabores del vino se derivan de componentes específicos: azúcar, ácido, fruta, tanino y alcohol. Los alimentos también tienen componentes de sabor, como grasa, ácido, sal, azúcar y amargo. Los maridajes más exitosos de comida y vino tienen componentes complementarios, riqueza y texturas.

Puede intentar un emparejamiento similar o en contraste. Para la pasta en una salsa rica en crema, por ejemplo, se puede cortar la grasa cremosa con un vino blanco seco, sin rociar y crujiente. O puede envolver el sabor del vino alrededor de la riqueza de la salsa eligiendo una mezcla grande, madura y suave de Chardonnay o Roussanne/Marsanne.

Por supuesto, tendrá que repasar los fundamentos del vino blanco y del vino tinto para entender los sabores de cada uva. Armado con el conocimiento de las variedades de uva, usted puede seguir estos elementos alimenticios para una combinación perfecta:
Seis Elementos del Maridaje de Alimentos y Vinos

Hay algunos elementos que hacen que los maridajes de vino tinto y blanco funcionen, y se derivan de las características de la comida y de cómo se mezclan con las del vino. Estos son: grasa, ácido, sal, dulzura, amargura y textura.

Elemento de grasa

Muchos de nuestros alimentos favoritos, tanto la carne como los productos lácteos, tienen altos niveles de grasa. El vino no contiene grasa, así que cuando combine un vino con alimentos grasos, recuerde que tiene que equilibrar esa grasa con ácido, cortarla con tanino o combinar su riqueza con alcohol.

Por eso, un corte de carne de primera sabe tan bien con un vino a base de Cabernet; la proteína y la grasa de la carne ablandan los taninos que secan la boca del vino. Esto prepara la lengua para que las frutas y bayas del vino y los sabores del bosque complementen los sabores ahumados y carnosos del bistec.
Elemento ácido WhiteButton2

El ácido es otro elemento clave tanto en la comida como en el vino. En vino, aporta nervio, frescura y vitalidad. Puede hacer lo mismo con la comida, como cuando se exprime limón sobre un trozo de pescado fresco. Al buscar un vino para acompañar un plato ácido, debe asegurarse de que la acidez percibida del vino es por lo menos igual a la de la comida, o el vino tendrá un sabor suave y se lavará.

Las ensaladas son a menudo un desafío para la combinación de vinos, pero usted puede hacer que funcione si modera el ácido en el aderezo al reducir el jugo de limón o el vinagre. Trate de usar algunas verduras agrias y amargas y compárelas con sabores herbales de Sauvignon Blanc o Sémillon.

Elemento de sal

Las comidas saladas parecen limitar sus opciones de vino. La sal puede hacer que un Chardonnay roble tenga un sabor raro, quitarle la fruta a un vino tinto y volver amargos a los vinos con alto contenido alcohólico. Pero con un poco de imaginación, usted puede conjurar algunas combinaciones notables de alimentos salados y vinos dulces. El queso azul y el Sauternes es otro de los clásicos combos de comida y vino del mundo.

Los vinos espumosos son un homerun con alimentos salados y fritos. La carbonatación y los ácidos de levadura emulan a la cerveza y limpian la sal de su paladar, a la vez que añaden texturas y matices de sabor más interesantes. La sal también es un sabor principal en los mariscos salados, como las ostras. Los vinos ácidos limpian la sal y equilibran los ricos sabores oceánicos de la ostra.

Elemento de dulzura

Los postres dulces y otros alimentos azucarados parecen fáciles -simplemente saque un vino dulce- pero tenga cuidado. Aquí es donde realmente se necesita observar una regla.

Hay grados de dulzura. Algunas recetas tendrán sólo un toque de azúcar, como una salsa de frutas servida sobre un lomo de cerdo. Esta dulzura ligera y afrutada se puede combinar muy bien con vinos blancos ricos como el Chardonnay. El alcohol más alto tiende a dar una impresión de dulzura, y equilibra el azúcar en la salsa.

En los postres hay que tener la certeza de que el vino sabe más dulce que el postre; de lo contrario, el postre despojará al vino de su dulzura y lo volverá amargo o agrio. Aunque el vino tinto y el chocolate son una combinación a menudo promovida por la industria del vino, hay que ser muy cuidadoso al respecto. Utiliza un chocolate negro amargo y un vino tinto con algo de dulzura, como un Zinfandel de cosecha tardía, y puede ser maravilloso. ¿Pero un postre de chocolate dulce y un tinto seco? Terrible!

Elemento amargo

¿Qué hay de los sabores amargos? En algunas culturas, los sabores amargos son apreciados, pero la mayoría de las veces deben evitarse. Cualquier cosa más que una simple pista puede ser percibida como desagradable. En el vino, el amargor suele ser el resultado de uvas no maduras, o de no sacar los tallos y pepitas (semillas) del tanque de fermentación, o de barricas mal manejadas. Cuando el amargor en el vino se encuentra con el amargor en la comida, actúa de forma opuesta al azúcar. Uno no anula al otro; simplemente se combinan.
WhiteButton6 Elemento de textura

En cuanto a la combinación de texturas, piense que son ligeras y pesadas. Los alimentos ligeros son mejores con vinos ligeros; los alimentos pesados con vinos pesados. Es la forma más segura de hacerlo. Un camino más aventurero es experimentar con el contraste: emparejar alimentos ligeros con vinos pesados y viceversa. Esto requerirá más pruebas, para mantener la tensión dinámica y evitar que los sabores más ligeros se vean ensombrecidos por los más pesados.

Para cada regla de maridaje de vinos que existe, a menudo hay otros tantos disidentes. Sin embargo, la regla más importante de todas es confiar en su propio paladar y disfrutar!

También te puede interesar Vino rumano registrado como denominación de origen protegida de la UE

Vino rumano ecológico

Vino rumano registrado como denominación de origen protegida de la UE

El vino rumano Însurăței está ahora registrado como denominación de origen protegida (DOP) después de que la Comisión Europea aprobara la solicitud de inscripción del producto local en el registro de la DOP.

El vino se produce exclusivamente en el condado de Brăila, en el sureste de Rumania. Los vinos producidos bajo esta denominación pueden ser blancos, tintos o rosados. Însurăței también puede ser vendido como vino orgánico.

El viñedo Însurăței se remonta a la antigüedad. Hoy en día, se ha convertido en un viñedo ecológico, después de varias inversiones respaldadas por fondos de la UE.

Las denominaciones de productos registradas como DOP son las que tienen una relación más estrecha con el lugar en el que se elaboran. Otras certificaciones de la UE son la indicación geográfica protegida (IGP) y la indicación geográfica protegida (IG).

Însurăței se une a otros 38 vinos rumanos registrados con DOP. Más de 50 vinos rumanos están protegidos a nivel de la UE. La lista puede consultarse aquí. Más de 1.750 vinos están protegidos en la UE. Francia tiene el mayor número de vinos con DOP: 380.

Otros productos alimenticios rumanos protegidos por la UE son el salami de Sibiu, que obtuvo la indicación geográfica protegida (IGP) en febrero de 2016; el queso de Ibanesti, denominación de origen protegida (DOP) desde marzo de 2016; la mermelada de ciruela Topoloveni, indicación geográfica protegida (IG) desde 2011, y el pescado ahumado Novac afumat din Tara Barsei, que figura en el registro de calidad de la Indicación Geográfica Protegida (IGP).

 

Leer también Cómo protege el zoológico de Los Ángeles a sus animales durante incendios forestales y otras emergencias

Vino ecológico

¿Cuál es la diferencia entre el vino natural y el ecológico?

No hay que avergonzarse si normalmente eliges tu vino favorito como la mayoría de la gente (lo cual está basado puramente en la etiqueta, obviamente). Palabras como taninos, piernas y «sensación de boca» son suficientes para matar el zumbido antes de que empiece. Y ni siquiera nos hagas empezar con emparejamientos complicados. Lo que nos lleva a otro tema candente y a la vez confuso en el mundo del vino: los vinos orgánicos frente a los naturales.

Si usted está luchando para entender la diferencia entre los dos, no está solo. Empecemos por lo orgánico. Al igual que todos los demás alimentos orgánicos, un vino orgánico proviene de uvas que han sido cultivadas en un viñedo sin químicos sintéticos, como fertilizantes, herbicidas, pesticidas o fungicidas, dice GuildSomm, una organización internacional sin fines de lucro para sommeliers y profesionales del vino. Eliminar los productos químicos de la ecuación al principio significa que sólo quedan cosas buenas en el suelo: gusanos, insectos y bacterias, lo que significa uvas más sanas. Pero ahí es donde terminan las buenas noticias. Incluso si las uvas fueron cultivadas orgánicamente, una vez cosechadas, un enólogo puede manipular el vino en la bodega y utilizar todo tipo de aditivos, filtración o conservantes, como el dióxido de azufre.

Pero también están los vinos naturales, que han sido el centro del mundo del vino últimamente y que se sirven en refugios de moda como Contra en el Lower East Side de Manhattan y Bar Crenn en San Francisco. Natural es una especie de término genérico para un vino que está hecho de uvas cultivadas orgánicamente y no tiene aditivos ni sulfatos. (Esto significa que todos los vinos naturales son orgánicos, pero no todos los vinos orgánicos son naturales.) Si nos estamos haciendo técnicos aquí, se podría decir que el vino natural se llamaría más exactamente vino no intervencionista o ligeramente intervencionista porque el enólogo sólo está haciendo pequeñas adiciones o sustracciones en la bodega durante el proceso de elaboración del vino. Y casi todos los enólogos están de acuerdo en que el vino natural se hace sin levaduras fermentadas, aditivos o sulfitos. Dicho esto, no existe un verdadero consejo regulador de los vinos naturales, por lo que hay que creer en la palabra del enólogo cuando dice que es natural.

Entonces, ¿puedes notar la diferencia?

A veces! Los vinos orgánicos son bastante similares a la mayoría de los vinos tradicionales, pero los vinos naturales tienden a ser de sabor más funky, incluso virando hacia la cerveza agria o el territorio de la kombucha. Y más allá de esa patada de levadura, algunos incluso se ven diferentes. El vino anaranjado, por ejemplo, es un vino blanco natural que se hace como un tinto, lo que significa que la piel y las semillas permanecen en contacto con el jugo durante la fermentación, dándole ese brillo ámbar.

¿Tengo que almacenar los vinos naturales de forma diferente a los orgánicos?

Debido a que los vinos naturales son menos estables que los típicos, asegúrese de mantener las botellas en un lugar fresco y alejado de la luz (como una nevera) y de beberlas en el plazo de un año a partir de su compra. Una vez que haya abierto una botella, ciérrela con un tapón de corcho antes de volver a meterla en la nevera.

El tipo de mi tienda de vinos usó la palabra Pét-nat. ¿Qué significa eso?

Es un término utilizado en el mundo del vino natural. Estos vinos se embotellan antes de que la fermentación esté totalmente terminada, lo que significa que vas a tener un poco de efervescencia. No como las burbujas de champán, pero definitivamente un pop.

Beneficios del Mijo

Nutrición, beneficios y usos del mijo

La mayoría de las personas ni siquiera han oído hablar del mijo, y mucho menos entienden los beneficios de la nutrición con mijo. Y sin embargo, el mijo es uno de los secretos mejor guardados de nuestros antepasados. El mijo, que se remonta a su origen en China, se ha utilizado a lo largo de los siglos y en muchos países.

Durante siglos, el mijo ha sido un cultivo muy apreciado en China, India, Grecia, Egipto y África, y se utiliza en todo, desde el pan hasta el cuscús, y como grano de cereal.

El mijo es incluso mencionado como un cultivo valioso en la Biblia.

Este diminuto «grano» no contiene gluten y está lleno de vitaminas y minerales. De hecho, aunque a menudo se le llama grano debido a su consistencia similar al grano, el mijo es en realidad una semilla. A menudo se usa en la mezcla de semillas para pájaros, pero si usted piensa que es sólo para las aves, ¡se está perdiendo de importantes beneficios de la nutrición con mijo para usted!

 

Nutrición del mijo

El mijo es una de las cuatro semillas de grano sin gluten del programa Body Ecology.

ALGUNAS DE LAS RAZONES CLAVE POR LAS QUE EL MIJO ES PARTE DE SU DIETA ECOLÓGICA CORPORAL SALUDABLE ES PORQUE:

  • NO alimenta a la levadura patógena (candida),
  • Actúa como un prebiótico para alimentar la microflora importante en su ecosistema interior
  • Proporciona serotonina para calmar y calmar su estado de ánimo.
  • Ayuda a hidratar el colon para mantenerlo regular.
  • Es alcalino.
  • Se digiere fácilmente.

EL MIJO ESTÁ LLENO DE NUTRIENTES QUE SU CUERPO NECESITA, TALES COMO:

  • Magnesio
  • Calcio
  • maganés
  • Triptófano
  • Fosforo
  • Fibra
  • vitaminas B
  • Antioxidantes

Y eso no es todo. Se han realizado muchos estudios sobre la nutrición del mijo para identificar sus beneficios para la salud. Estas son algunas de las conclusiones1:

El magnesio en el mijo puede ayudar a reducir los efectos de las migrañas y los ataques cardíacos.
La niacina (vitamina B3) en el mijo puede ayudar a reducir el colesterol.
El fósforo en el mijo ayuda con el metabolismo de la grasa, la reparación de los tejidos del cuerpo y la creación de energía (el fósforo es un componente esencial del trifosfato de adenosina o ATP, un precursor de la energía en su cuerpo).

El mijo puede ayudar a reducir el riesgo de diabetes tipo 2.
Se ha demostrado que la fibra de granos enteros protege contra el cáncer de mama.
Se ha demostrado que los granos enteros protegen contra el asma infantil.

CÓMO SELECCIONAR Y PREPARAR MIJO SANO
El mijo se puede encontrar en algunas tiendas de comestibles, a menudo en la sección de alimentos étnicos. Sin embargo, para sacar el máximo provecho de su mijo, elija mijo con cáscara orgánica.

El reciclado de aceite

El reciclado de aceite

Aunque la gran mayoría de las personas han cogido conciencia respecto al tema, aún se estima que se vierten en los fregaderos de los españoles 4 litos por persona al año. Este aceite termina llegando a las plantas de tratamiento de aguas o se quedan en las tuberías de nuestros hogares provocando atascos o sirviendo como alimento a cucarachas y demás insectos. En el próximo post os daremos ideas para reciclar ese aceite de forma sana y útil.

Drones para perseverar especies animales

Drones para perseverar especies animales

Astrofísicos y ecologistas se han juntado para seguir el rastro de especies en peligro de extinción a través de drones. Estos equipos son capaces de llegar a grandes hectáreas en poco tiempo sin incumbir en la vida de ninguna especie animal. Sus cámaras infrarrojas captan las criaturas por el calor corporal que desprenden. El único inconveniente se presentaría cuando la temperatura de los animales se asemeja a la temperatura ambiente.

Leer también ¿Qué son los parabenos?